Falsa Gráfica ‘Fiebre vs Capas Embrionarias’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Todos sabemos que hay infinidad de grupos de facebook, blogs, webs y diferentes lugares en internet donde se intenta divulgar la Nueva Medicina Germánica, crear debates y exponer preguntas y respuestas.

Lamentablemente, las buenas intenciones no bastan y, en un alto porcentaje de ocasiones, vemos como la información que se publica en relación a la NMG está alejada de los rigurosos descubrimientos del Dr. Hamer, es errónea, o incluso es falsa. Es más, la gran mayoría de lectores carecen de la información básica necesaria como para discernir entre lo que es correcto y lo que no y, mucho menos, cuando son impresionados por informaciones vertidas, por ejemplo, por individuos que poseen un título oficial del viejo paradigma (Doctor… etc).

No criticamos en ningún caso a las personas, no pretendemos que nadie se sienta herido en lo personal, pero sí nos vemos en la obligación de poner los puntos sobre las ies y ‘denunciar’ la información que distorsiona gravemente esta maravillosa ciencia natural.

Por favor, cuando alguien publique o comparta información sobre NMG, debería estar totalmente seguro de lo que dice; internet (y facebook en concreto) puede ser una herramienta increíble si es usada con cautela, pero todo lo contrario si no se contrasta lo que publicamos, posteamos, compartimos o afirmamos.

Desde nuestra Academia Online de NMG luchamos por una divulgación sin distorsiones.

Por lo tanto, aquí tenemos las palabras de François Leduc, nuestro especialista en NMG, que desmienten la gráfica que lamentablemente se ha publicado infinidad de veces en facebook (¡ incluso se enseña en cursos !) en relación a la ‘Fiebre y las Capas Embrionarias’.

Esperamos que la información que explicamos a continuación les sirva de provecho.

 

 

COMENTARIO DE FRANÇOIS LEDUC:

 

La fiebre, la cual encontramos siempre en la fase de vagotonía (PCL), es un proceso natural que sirve para controlar la integración de las informaciones microbianas. Consiste en tres etapas muy precisas que funcionan por escalones sucesivos:

  • el primer escalón permite favorecer el desarrollo de los microbios necesarios para la reparación de los tejidos con el objetivo de alcanzar su población óptima;
  • el segundo detiene el crecimiento de los microbios cuando se alcanza el número necesario para la reparación;
  • finalmente, el tercero destruye los microbios excedentes cuando el trabajo de reparación ha sido completado;
  • y, todo ello, sin importar cuáles sean los tejidos embrionarios implicados.

 

Es engañoso y absolutamente FALSO querer asociar un nivel particular de FIEBRE con una CAPA EMBRIONARIA determinada, puesto que varios factores pueden influir:

 

  1. La masa conflictual del choque biológico (intensidad del choque y su duración en fase activa). Cuanto más grande es la masa conflictual, más voluminoso será el Foco de Hamer en el cerebro. Citando a Hamer: “No son los microbios los que nos matan, sino más bien el enorme edema que se forma en el cerebro si el choque biológico dura demasiado tiempo.”
  2. La posibilidad de varios DHS (choques biológicos) vinculados en el mismo acontecimiento y que puedan involucrar varias hojas embrionarias al mismo tiempo; así como la necesidad de tener en cuenta la importancia del Síndrome de los Túbulos Colectores del Riñon (CCR).
  3. La ausencia de actividad microbiana frecuente en cuanto a varios tejidos de origen ectodérmico.
  4. La ausencia, desgraciadamente habitual hoy en día entre muchos muchos individuos, de micobacterias tuberculosas (TB) debida al abuso de la penicilina o vacunaciones múltiples, lo que explica por sí mismo la ausencia de fiebre durante la fase de reparación (PCL) de órganos endodérmicos, donde vemos en su lugar una encapsulación del tumor en detrimento de su destrucción gracias a la TB (caseificación con fiebre elevada y sudoración nocturna).

 

Observando el gráfico que proponen varios pseudoexpertos en NMG…

 

    • ¿cómo podemos explicar las fuertes fiebres (40°C) encontradas en numerosos casos de tuberculosis pulmonar las cuales implican un proceso de caseificación de un tumor en los alvéolos pulmonares de origen endodérmico?
    • ¿cómo podemos explicar la ausencia de fiebre durante los procesos de reparación de las arterias coronarias, de la epidermis, del cuello uterino y de los conductos galactóforos de la mama, ya que todos estos casos (por citar algunos ejemplos) comprometen a los tejidos de origen ectodérmico?

 

Podría perder demasiado tiempo citando infinidad de ejemplos de casos personales, pero creo que ya es suficiente.

Al querer meter todos nuestros huevos en el mismo saco, olvidamos al ser humano, lo que vive y lo que ha vivido. Mecanizamos lo que no puede ser mecanizado. No hacemos tortillas sin romper huevos, de acuerdo, pero ¿a qué precio?

Atentamente,

François Leduc

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Suscríbete a nuestra newsletter
Curabitur Aenean quis, nec venenatis, odio dapibus dolor id lectus ut ut

CURSO BÁSICO

Dr. Hamer y las 5 Leyes Biológicas

¡ 30 Lecciones !