Cada ‘enfermedad’ se desarrolla de modo bifásico, siempre que haya resolución del choque biológico. Ambas fases se desarrollan simultáneamente a nivel psíquico, a nivel cerebral y al nivel del órgano correspondiente.