Tercera Ley Biológica 2016-10-27T23:37:09+00:00

Tercera Ley Biológica

EL SISTEMA ONTOGÉNICO
de los Programas Biológicos Especiales (SBS) del cáncer y oncoequivalentes

Redactada por el equipo de ‘MaterialdeNMG’

En pocas palabras, esta tercera ley biológica natural determina la naturaleza de los síntomas orgánicos en relación con las dos fases de cada enfermedad.

tercera ley biologica

En la embriología, el desarrollo del embrión deriva de tres capas germinales embrionarias: el endodermo (hoja interna), el mesodermo (hoja media) y el ectodermo (hoja externa), que ya aparecen en las primeras etapas del desarrollo embrionario. Todos los órganos y tejidos se originan a partir de esas tres capas germinales embrionarias. Cada célula y cada órgano del cuerpo se pueden atribuir a una de estas tres capas.

La Tercera Ley Biológica de la Nueva Medicina Germánica clasifica todas las supuestas ‘enfermedades’ de acuerdo a su relación con una capa germinal embrionaria específica.

Por lo tanto, mediante la clasificación de todos los tipos de crecimientos, necrosis y úlceras en función de su correspondencia con una capa germinal embrionaria específica, se puede observar que todas las ‘enfermedades’ relacionadas con la misma capa germinal embrionaria poseen ciertas características propias. En cuanto a lo que al mesodermo se refiere, hay una distinción entre la parte controlada por el cerebelo (viejo mesodermo) y la parte controlada por la médula cerebral (nuevo mesodermo).

La evolución de los seres vivos se produjo de tal forma que para cada capa germinal embrionaria, encontramos:

  • Un área específica en el cerebro
  • Un choque biológico específico
  • Una ubicación precisa (relé) en el cerebro
  • Una histología bien determinada
  • Una variedad microbiana específica

Además, cada supuesta ‘enfermedad’ o SBS posee, de acuerdo a la evolución, un sentido o significado biológico preciso.

tejidos endodérmicosEndodermo

Todas las células y órganos que se derivan de la capa germinal embrionaria interna, el endodermo, tienen su respectivo relé cerebral o centro de control en el tronco cerebral, la parte más antigua del cerebro, de la que reciben sus directrices.

La ubicación de los relés en el tronco cerebral se determina sistemáticamente en relación a la evolución de los seres vivos.

En las primeras etapas de la vida en este planeta, los seres vivos evolucionaron en el agua y tenían la forma de un anillo, con una sola abertura utilizada tanto para la ingesta de alimentos como para la defecación. Por lo tanto, de acuerdo a esa forma primitiva, los relés del tronco cerebral se inician en el dorsal derecho con SBSs relacionados con la boca y la nasofaringe y, posicionados pues, en un sentido anti-horario, que corresponde a la progresión del canal gastrointestinal, y termina con el sigmoide y la vejiga en el dorsal izquierdo. Por consiguiente, la secuencia de los relés del tronco cerebral tiene la forma de un anillo.

Todos los órganos que se derivan del endodermo muestran un crecimiento celular durante la fase activa del conflicto mediante el desarrollo de tumores compactos, por ejemplo, en el estómago, el hígado, el colon, los pulmones y la mucosa del útero/próstata. Histológicamente, y sin excepción, todos estos supuestos carcinomas son realmente adenocarcinomas.

tejidos mesodérmicosMesodermo

En lo que se refiere a la capa germinal embrionaria media, el mesodermo, hay una distinción entre un grupo antiguo y un grupo reciente, en estricta conformidad con la evolución de los seres vivos.

Todas las células y órganos que se derivan del grupo antiguo de la capa germinal embrionaria media tienen sus centros de control en el cerebelo.

En el caso de los cánceres, estas células y órganos se comportan de la misma manera que las células y órganos controlados por el tronco cerebral, es decir, que habrá crecimiento celular en forma de tumores compactos, pero a modo de pólipos, durante la fase activa del conflicto. Este tipo de tumor se producirá, por ejemplo, en la glándula mamaria del pecho, el corion de la piel en forma de melanoma, o el pericardio/pleura/peritoneo en forma de un mesotelioma.

Todas las células y órganos que se derivan del grupo reciente de la capa germinal embrionaria media tienen sus centros de control en la médula cerebral. En el caso de los cánceres, estas células y órganos se someten a la necrosis o a agujeros en el tejido orgánico durante la fase activa del conflicto, por ejemplo, en los huesos, el riñón, los ovarios, los ganglios linfáticos, la musculatura estriada del corazón, etc. Durante la fase de reparación, se produce el relleno de la necrosis.

tejidos ectodérmicosEctodermo

Todas las células y órganos que se derivan de la capa germinal embrionaria externa, el ectodermo, tienen su respectivo relé cerebral o su centro de control en la corteza cerebral, la parte más reciente del cerebro, de la que obtienen sus directrices.

En el caso de los cánceres, estos órganos se someten a una pérdida de células en forma de úlceras durante la fase activa del conflicto, o a cambios biológicos funcionales significativos (mejora o disminución de la funcionalidad de un órgano, parálisis motora, diabetes, etc.). Durante la fase de reparación, se produce el relleno de la ulceración o la recuperación completa de la funcionalidad del órgano.

La relación directa entre el SBS y las capas germinales embrionarias demuestra que el cáncer no se origina a partir de células que se desarrollan de una manera anárquica, sino que contradictoriamente es resultado de un proceso totalmente inteligente, lógico y pertinente en plena conformidad con la evolución.

La ‘Brújula’ de la NMG, mostrada en la ilustración, acompaña a la Tercera Ley Biológica, proporcionando un modelo pertinente de los procesos biológicos naturales que se producen durante las dos fases de cada llamada enfermedad, en plena conformidad con el origen embrionario y la evolución.

tercera ley biologica

Este diagrama muestra dos grupos diferentes:

  • El grupo amarillo del cerebro viejo, que representa las células y los órganos que se derivaron del endodermo y del mesodermo viejo. Presentan un crecimiento del tumor durante la fase activa del conflicto. Durante la fase de reparación, el tumor sufre una necrosis caseosa con la ayuda de micobacterias (TBC), siempre que estén disponibles en el momento del DHS.
  • El grupo rojo del cerebro nuevo, que representa a las células y órganos que se derivan del mesodermo nuevo y el ectodermo. Este grupo presenta una pérdida celular (necrosis o ulceración) durante la fase activa del conflicto. Durante la fase de reparación, las necrosis o las ulceraciones se llenan en exceso, lo que provoca la formación de quistes.

Cuanto mayor sea el Foco de Hamer (FH), más importante será el tumor, la necrosis o la modificación celular en el órgano correspondiente. Cuanto más intenso sea el DHS, más rápido crecerá el tumor, y más intensa será la necrosis o la modificación celular en casos en que los cánceres no presenten un crecimiento celular en la fase activa del conflicto, sino una necrosis carcinomatosa o ulceración.

MaterialdeNMG
Share This