Pensando fuera de la caja 2016-10-27T23:36:33+00:00

Pensando fuera de la caja

Escrito por François Leduc

captura2-2La Quinta Ley Biológica de la Nueva Medicina Germánica (NMG) enuncia que cada supuesta ‘enfermedad’ forma parte de un Programa Especial de la Naturaleza con pleno Sentido Biológico y que puede ser entendida en el contexto de nuestra evolución. Esto constituye la Quintaesencia de la NMG; mucho más que la suma de todas las otras leyes biológicas combinadas.

El Dr. Éric Ancelet, en su libro En finir avec Pasteur, estipula con sus propias palabras una explicación elocuente de la Quintaesencia. Así lo cita:

“La enfermedad, por consiguiente, tiene un significado y una importancia, en el contexto de la evolución, desde un punto de vista individual y colectivo que, nuevamente, debemos aprender a entender y reconocer”.

Actualmente, convivimos más de 7 mil millones de individuos en este planeta. Queramos, o no, estar de acuerdo con ello, igualmente constituye 7 mil millones de realidades y modos de vivir diferentes. Con esas realidades individuales, se crean necesidades diferentes, preocupaciones, miedos, creencias, juegos de valores, etc. En esencia, cada individuo trae su propio ‘archivo de vida’ íntimo, guardado en los profundos recovecos del cuerpo, de la mente y del alma.

El divulgador, instructor o practicante de NMG debe ser totalmente consciente de este hecho; de no ser así, se cae en la trampa de establecer modelos mecanicistas en la experiencia divulgativa o práctica de la NMG, concentrando falsamente el esfuerzo en la importancia del acontecimiento traumático y los choques biológicos que puedieran sobrevenir, en lugar de tener en cuenta las infinitas posibilidades de experiencias individuales en el momento de aquel acontecimiento. Al hacer esto, nos autoimponemos una dirección de acción que podría llegar a ser perjudicial a lo que debería ser un diálogo o anamnesis absolutamente imparcial.

Los humanos no son robots, por lo que tratarlos como tal demostraría una ignorancia total de las realidades individuales sumada a una falta total de discernimiento y juicio. La premisa de partida debería ser que nadie sabe lo que se esconde tras las ‘puertas cerradas’; así que el objetivo principal se convierte en averiguar. Por lo tanto, la única respuesta verdadera a “cuáles son los posibles choques biológicos tras el fallecimiento de un amado” debería ser “no lo sé”. Cualquier otra respuesta sería resbalar sobre una fina capa de hielo.

chicimirando

Para demostrar este punto y resumir una larga historia, el Dr. Hamer recuerda, en sus escritos, el caso de una anciana diestra cuyo hijo había fallecido recientemente. El pensamiento inmediato que le vino a la cabeza fue que esta mujer había perdido a un amado, concretamente a su hijo, es decir una interpretación personal del hecho según su creencia. Él supuso que iba a encontrarse con un SBS (Programa Especial de La Naturaleza con Pleno Sentido Biológico) que podría implicar el ovario del lado ‘madre-hijo’ (pérdida profunda), a los conductos galatóforos mamarios del lado ‘madre-hijo’ (separación mal vivida) o a las arterias coronarias (pérdida territorial), por nombrar algunas de tantas posibilidades.

Cuál fue su sorpresa al comprobar que la mujer anciana, en realidad, padecía de cáncer de hígado, el cual está relacionado con un choque biológico de hambruna. ¿Cómo podía ser eso?

El Dr. Hamer quedó confuso. ¿Cómo podía haberse dado el caso de presentarse, en una madre cuyo hijo había fallecido, un único SBS relacionado con la hambruna? ¿No experimentó esta mujer la pérdida de su hijo como cualquier otro ser ‘normal’?

Durante la minuciosa investigación llevada a cabo para entender la experiencia de aquella señora, el Dr. Hamer quedó asombrado al escuchar su historia. Le había contado que, cada mes mientras él estuvo vivo, su hijo le traía una suma de dinero que le ayudaba a comprar la comida que ella necesitaba. Tras enterarse de su muerte, la única cosa que le vino a la cabeza fue que ella ya no sería capaz de alimentarse suficientemente por su propios medios. Ella le confesó “tuve miedo de morir de hambre”.

¿Amó esta mujer a su hijo según lo que consideramos la ‘norma’? Invito a reflexionar sobre esta cuestión. Aquella fue su realidad personal. No la de los demás.

saMuy a menudo, vemos situaciones donde divulgadores o praticantes de NMG tratan de encajar un cuadrado en un agujero redondo. Desde aquí, quiero advertir, a la gente que haya asistido a conferencias de NMG, que un modelo mecanicista autoimpuesto que intente establecer una relación directa entre los acontecimientos traumáticos y una serie de choques biológicos específicos que pudieran sobrevenir es engañoso. Tales modelos están basados en la premisa de que todos los seres humanos son esencialmente similares y, de alguna manera, responderían a acontecimientos traumáticos de modo parecido. La verdad del asunto es que no sabemos nada sobre algo hasta que no abrimos cada una de las ‘puertas cerradas’ del individuo. El dogma es la antítesis de la humildad.

Tratar de contestar a todo sin el conocimiento completo del ‘historial de vida’ de cada individuo no es una prueba de conocimiento; es una prueba de ignorancia.

El Dr. Hamer nos ha regalado un maravilloso rompecabezas lleno de piezas; cada una de ellas representa un SBS específico. No obstante, encajar las piezas del rompecabezas perfectamente se debe conseguir en base a las realidades individuales, no según la realidad de la persona que trata de montar el rompecabezas. De otra manera, solo conseguimos un cuadro deformado.

Los humanos no pueden encajarse dentro de un molde autoimpuesto por alguien. Uno debe practicar el razonamiento crítico desde ‘fuera de la caja’ y cuestionarse todo hasta que el gran cuadro sea claro como el agua. Así es la auténtica esencia de la verdadera ciencia.

Con amor,
François Leduc

Ver Currículum
MaterialdeNMG
Share This